Escribe tu email y cuando publique algo nuevo lo recibirás en tu correo

lunes, 24 de noviembre de 2014

El acorazado Potemkin

Cuando hace años empecé a leer y a interesarme por la historia del cine aparecía siempre una película mítica en todas las listas... El acorazado Potemkin de Eisenstein. Casi da vergüenza decir que no la vi hasta hace unos meses pero la verdad es esa. Y visto lo visto me alegro de no haberlo hecho hasta ahora. Y no lo digo porque la película sea mala, todo lo contrario. Pero pienso que es importante haber visto abundante cine para darte cuenta precisamente de la modernidad de esta película. Unas tomas espectaculares, un ritmo frenético para esa época (y casi que también para hoy en día), secuencias míticas como la de la famosa escalera y otras muchas igual de poderosas...

Creo haber leído en algún sitio que Billy Wilder dijo que era la mejor película que había visto en su vida. Pues no sé si es la mejor pero desde luego es el ejemplo maestro del que han bebido y siguen bebiendo muchas de las películas que se hacen hoy en día. Eso sí, si te animas a verla te diría que tuvieras en cuenta lo siguiente:

  1. La película es de 1925 (sí, hubo una época en la que las películas eran mudas)
  2. Mira la película con la mente abierta y sin prejuzgarla
  3. Compárala con alguna de las últimas películas de estreno que hayas visto
  4. Extrae tus propias conclusiones y escríbeme de nuevo para darme la razón o para mandarme a Siberia



Si te ha gustado este post puedes suscribirte por email arriba. También puedes participar en la encuesta que está arriba a la derecha y decir qué tipo de contenidos prefieres leer en este blog.